domingo, 28 de octubre de 2007

DON MARCIAL ACHARAN Y SMITH- NUESTRO FUNDADOR


MARCIAL ACHARAN Y SMITH

Escribir sobre la vida y obra de Don Marcial Acharan y Smith, es dar a conocer sobre los orígenes y desarrollo de la educación técnica en Trujillo y la región. Es hablar sobre la solidaridad, en los hechos, con la clase marginada; con los hijos del pueblo que tenían como única esperanza el aprendizaje de un oficio para lograr mejor calidad de vida.
Don Marcial Acharan y Smith nació el 30 de junio de 1837 en Valparaíso (Chile), hijo de don Juan Ángel Acharan y doña Rufina Smith; forjadores de un modesto hogar. Adolescente aun (19 años), llegó al Callao, trabajando en la casa Dreyfus y más delante se dedicó al comercio en la ciudad de Trujillo. Contrajo matrimonio con la dama Francisca Larrea; al enviudar contrajo nupcias con la señorita Lucía de la Torre. La naturaleza le negó tener descendencia en ambos matrimonios.
Producto de su gran dedicación y amor al trabajo, logró acumular fortuna, formando la casa “Acharan-Goicochea”. Este gran logro se dio en el contexto de que la vieja Europa se debatía en un gran desarrollo industrial y los preludios de la Primera Guerra Mundial. Mientras que países poderosos alentaban la muerte, nuestro benefactor, apostaba por la Educación Técnica y la formación integral, no para beneficio personal, sino para donarlo al pueblo de la Libertad, en gratitud, a los mejores años vividos en esta parte del Perú.
Don Marcial Acharan y Smith, como gran visionario, años antes de su muerte (02 de agosto de 1913), ante el notario Carlos M. Lainez Lozada, otorgó su testamento de donación de la Escuela de Artes y Oficios “Marcial Acharan” en un área total de 5284 metros cuadrados, incluyendo terrenos adquiridos al Monasterio Santa Clara.
Así mismo, dejó la cantidad de cuatro mil libras peruanas a la junta administradora de la escuela, para que con sus productos sigan conservando el capital colocado y con toda seguridad se premie, cada año, a los alumnos distinguidos en su rendimiento académico.
Los últimos años de su vida los pasó en Lima con el afán de recuperar su salud. Falleció a los 81 años, el 14 de septiembre de 1918.
Solo se muere cuando se es olvidado, por eso decimos que don Marcial Acharan y Smith vive en cada uno de los alumnos y trabajadores de esta gran institución, su sombra seguirá alcanzando a muchas generaciones y aunque no tuvo hijos biológicos, Dios le dio la oportunidad de tener miles de hijos espirituales que siempre le recordarán y agradecerán.


1 comentario:

publicidad creativa dijo...

esa es la escuela donde me eduque, donde creci, donde me di cuenta que que estudiar y tener los mejores amigos en clase era el resultado de mi ahora ...saludos profesora slvia de un ex alumno quien tanto le fastidiaba en hora de recreo jeje me despido le mando un fuerte abrazo

Atte: Hanz Peter Sanchez reyes - Publicista - Diseñador Grafico

http://crealotusolo.blogspot.com/